8.5.18

Ser feliz era esto. E. Sacheri




SACHERI, Eduardo Ser feliz era esto, México, Alfaguara, 2014.


La primera novela que termino después de la endemoniada tesis.
No fue una de las tantas acumuladas en la montaña que se fueron quedando para después y que medio comencé a leer.
La encontré en Gandhi, en la Ciudad de México cuando buscaba La pregunta de sus ojos, ahora que Alfaguara la publicó, Ricardo Darín y Soledad Villamil en la portada, e incluso, no me había dado cuenta, le cambió el título, le puso el de la película "El secreto de sus ojos". Eso último no me gustó y me pareció bastante cara en comparación con la edición de bolsillo que ya tengo.
En fin que mejor me llevé Ser felíz era esto, y la metí en la maleta. Así fue a dar al estante de las novelas pendientes, o mejor dicho, de las comenzadas porque no las considero pendientes. Mis hábitos de lectura siempre han sido particulares, como imagino que son los de todos los que tienen por hábito leer, y el proceso simpre incluye libros a medio leer. Cuando pasa el tiempo los termino, los desecho o los reservo.
Pero volviendo a la novela que nos concierne, la tomé precisamente porque no la había comenzado y desde el principio me enganchó.
Al escritor argentino se le nota el oficio. Cuenta en apariencia una historia simple y lineal, pero va dejando claves de lectura por aquí y por allá que sostienen el texto en otro plano, que le agregan una cierta tensión.
Los capítulos son mínimos, a veces dos páginas, o poco más. Tiene argentinismos pero nada insuperable, pues una buena parte se explica por si solo, de hecho quedan bien con los personajes, que son esencialmente dos, una chica de catorce años la cual, aunque no cuenta directamente la historia es la más próxima al narrador y Lucas su padre, un escritor que le da un poco aire a Sacheri mismo.
Fresca, sencilla y bien escrita. Novelita de 245 páginas que se lee en un par de días y deja un buen sabor de boca. 


3.5.18

Librería Galignani, París

Librairie Galignani
224, rue de Rivoli
75001 Paris

Lu-Sa 10-19h.
+33 (0)1 42 60 76 07
www.galignani.fr
galignani@galignani.com

  Esta es la primera entrada sobre librerías en París.
  La ciudad tiene muchas pequeñas, magníficas librerías, especialmente del lado izquierdo del Sena.
  No son particularmente bonitas, cómodas o acojedoras. Algunas de hecho son estrechas, obscuras, huelen a humedad o a polvo.
  Como los cafés, las librerías y la pequeñas editoriales podrían ser un cliché parisino, pero sospecho que el origen hollywoodiense de muchos de estas imágenes estereotipadas de la ciudad dificilmente transmitiría la riqueza de esos pequeños establecimientos.
  Es comprensible, la mayoría de los libros están, naturalmente, en francés, y para apreciar el valor de las librerías especializadas (y de las editoriales) hay que entender el valor de la información impresa.
  Eso me lleva precisamente al siguiente punto de esta entrada: La especialización de dichos lugares también incluye las publicaciones en otros idiomas: Un día caminando por la calle de Monsieur-le-Prince me encontré una librería china que resultó ser también editorial. Más conocida es la Librería polaca de París en el No.123 del bulevar Saint Germain y como esa debe haber muchas otras cada una con sus historias.
Todo el mundo interesado por los libros, debe conocer las historias de obras como el Ulysses de Joyce que fue publicado en su totalidad por primera vez en Paris por Sylvia Beach, la misma que publicó el primero de Hemingway Three Stories and Ten Poems. 
  Su famosa librería Shakespeare & Company que se encontraba en la rue de l’Odéon, a la vuelta de la Sorbona, cerró sus puertas durante la ocupación alemana y nunca volvió a abrir. La librería que hoy lleva el mismo nombre, se encuentra en un lugar totalmente distinto y nada tiene que ver con la primera.
  Ahora bien, ésta entrada es sobre el establecimiento que ostenta el título de la librería de obras en inglés más antigua del continente. Familia de Libreros desde el siglo XVI, los Galignani, originarios de Venecia continúan siéndolo. Instalados en Paris desde 1801, el local actual abrió sus puertas en 1856.
  Además de los libros en inglés, tienen una sección más pequeña en francés y su sección de libros de arte es bien conocida desde la Segunda Guerra mundial cuando no podían obtener libros en lengua inglesa. Se puede consultar su historia sobre su sitio internet.
  Otra cosa que hay que decir es que al fondo hay un espacio relativamente amplio con sillones y en donde nadie los molestará si se sientan a hojear un volumen. Otra ventaja es que ahí detrás de la columna hay generalmente un empleado que puede ayudar si están buscando algo en particular.
  El personal es generalmente atento y la selección de libros es buena.
  Si no encuentran lo que buscan, a unos metros, también sobre la rue de Rivoli está la británica WHSmith que además abrió recientemente un salón de té en el primer piso.

  
 
 

26.4.18

Chatr (شاطر), Gueliz-Marrakesh

Chatr, depuis 1965
Librairie - Papeterie
شاطر    مكتبة وراقة
19-21, Av. Mohammed V
Gueliz-Marrakech

+212 5 24 44 7997

Librería relativamente bien surtida, especialmente de libros en francés, tiene una sección pequeña de libros en árabe. En la ciudad no hay calidad ni variedad. En la medina, es decir, la ciudad vieja, hay locales con libros en árabe pero tampoco parecen estar bien surtidos en obras generales. En Chatr encontré ediciones modernas de clásicos como Ibn Jaldún, las cuales eran claro, libanesas o sirias.
Para libros en inglés y francés está Virgin al interior del centro comercial Al-Mazar.

25.4.18

Books Upstairs, Dublin

Books Upstairs
17 D’Olier St.
Dublin 2
[A unos pasos del Trinity College]
+353 1 677 8566

Justo enfrente de la entrada principal del Trinity College descubrimos una pequeña librería con un entrepiso aún más reducido y dos personas extremadamente amables atendiendo. La selección de libros era excelente, como es de esperar de una librería cercana a una universidad destacada, entre otras cosas, por sus humanidades.
  En aquella ocasión me pareció una buena idea llevarme un ejemplar de Dubliners de James Joyce.
  Un par de años más tarde, en el 2016 visitamos la capital irlandesa para participar en los tradicionales festejos de Bloomsday. Aquel año coincidía con la conmemoración del centenario del levantamiento de Pascua lo cual generó una buena cantidad de libros para la ocasión.
  Quisimos ir a ver las novedades editoriales y con horror encontramos un mini supermercado en lugar de la librería.
  Afortunadamente descubrimos un día después que la librería, lejos de haber fenecido ante la voracidad inmobiliaria, se había mudado a la vuelta !a un edificio entero!
  Entramos para comprobar que se trataba de los mismos libreros gentiles que recibían y daban consejos en el No.36 de College Green.
    Con gran gusto descubrimos que efectivamente la librería había crecido y el mismo espíritu reinaba en el nuevo local. En uno de los pisos superiores hay incluso un espacio muy agradable para sentarse a beber té y galletas. Los lugares junto a la ventana son los mejores.
  En aquella ocasión compré Dark Lies the Island de Kevin Barry, pero desafortunadamente no tenían sellos de la librería.


24.4.18

Librería Bertrand, Lisboa

Livraria Bertrand
Rua Garrett 73-75 [esquina con Anchieta]
1200 203 LISBOA
Chiado, Lisboa, Portugal

Metro Baixa-Chiado
lu-sa 9-22h
do   11-20h



 Una sección de esta bitácora está dedicada a breves comentarios acerca de librerías que frecuentamos o que hemos encontrado en nuestro vagabundeo por el mundo. No (necesariamente) tienen que ser excepcionales pero si han terminado en la notas es porque de alguna manera algo las distingue de otras muchas.
 El primer comentario si que habla de un lugar especial: la librería más antigua aún en servicio, al menos según los editores del libro Guiness de records.
 El local de la calle Garrett ha estado abierto desde 1773, después que el primer sitio en la esquina de la calle Direita do Loreto y do Norte em Lisboa fue probablemente dañado en el gran terremoto de 1755.🔻 Hoy hay toda una cadena de librerías con ese nombre en Portugal, incluído un sitio de ventas en internet.
 El barrio en el que se encuentra es turístico hay otras librerías, boutiques, cafés, etc. Casa Havaneza, el estanco más antiguo de Lisboa está también en esa calle.
 Como es de esperarse la librería misma se ha convertido en un lugar turístico, pero eso no demerita una visita, pues además de ser un lugar agradable, vale la pena echar un ojo a su oferta de libros. También tienen algunos en otros idiomas. Si uno pasa por la mañana, puede evitar a la mayoría de los turistas y después se puede comer en alguno de los restoranes de la zona, aunque es de esperar que los precios sean altos con respecto a otros barrios de Lisboa en donde la comida es buena, abundante y barata.
 Nosotros compramos, por ejemplo, la edicion bilingüe portugués/inglés de una guía que escribió Fernando Pessoa sobre Lisboa: O que turista deve ver/What the Tourist Should See. También venden guías turísticas más tradicionales.


 




🔻  Wikipedia en portugués. No hay version en castellano.

La vida después de una tesis doctoral

Una vez entregada mi tesis doctoral, los primeros días dormí por fin tranquilo aunque me sentía terriblemente cansado. Poco a poco se hicieron evidentes todos los libros que en estos años fui adquiriendo y dejando "para después".
Tantos volúmenes suculentos a la mano me emocionan.
Sin proponérmelo he llegado a un estadio al cual ya sospechaba que arrivaría pero no sabía cuándo ni cómo:Quiero volver a leer libros que leí hace tiempo.
Sabemos que un libro, como un río nunca es el mismo.
Así pues, esta bitácora se va reanimando poco a poco, simplemente porque ha vida después de la tesis.

16.11.16

Now so long Leonard Cohen



David Remnick del The New Yorker en la última entrevista con Leonard Cohen, septiembre 2016:  PLAY▶

 It’s time that we began to laugh and cry and cry and laugh about it all again...